Las islas de cocina son el accesorio mobiliario ideal para instalar en las cocinas y salas de comedor de los hoteles. Una pieza clave para ofrecer los más diversos platos de desayuno, almuerzo y postres a los huéspedes comensales todo en uno. Los beneficios de incluirlo en tu salón al público.

Son muchas las razones para pensar en sumar barras islas de cocina en nuestro sector. Desde el lado funcional hasta el estético juegan un papel importante al tenerlas en consideración. Sabemos que en hotelería, el comedor es una parte fundamental de la elección de nuestros clientes, y la mirada no se posa solo en la diversidad de la oferta gastronómica, también en la manera de presentarla y decorar el espacio en pos de ganar confort y estilo.

Ventajas de las islas o barras en la hotelería moderna

Tal vez por eso, muebles como este, Loreto, muebles y objetos, ganan tanta trascendencia en los hoteles más contemporáneos de todas partes del mundo y los comentarios y opiniones del público en las webs y plataformas sean tan favorables. Es que, definitivamente, se trata de una superficie que brinda confort, emula lo mejor de la comida en casa y la libertad de elección.

Así, el diseño de cocinas y comedores se vuelve un verdadero arte ganando practicidad y seducción a la elección, lo que atrae a más huéspedes.

Sumado a esto, el almacenaje y la exposición que permite la isla es definitorio cuando se trata de exhibir los productos y presentarlos todos en el mismo espacio. Una función ideal que debieran ir pensando las cocinas de hoteles y hospedajes que no cuentan con metros suficientes y de esta forma pueden resolver esta dificultad.

Si nos referimos a estilos y posibilidades, las islas más actuales, ver más, permiten su movilidad, ideal para ubicarlas en áreas centrales de comedor o salas, y también se consiguen a medida, con sillas alrededor, parantes, vidrios y más adicionales de diseño que las vuelven más profesionales.

Una barra o isla con tantas utilidades y usos diarios, puede fácilmente convertirse en el punto central del comedor de hotel o restaurante, haciendo esta área más favorecedora para tomar el desayuno, la merienda o almuerzo y cena, también como coctelería, sin necesidad de pensar en agrandar metros o construir para poder organizar en un solo sitio.

Moderno, relajado y muy elegante, podemos afirmar en el final que las islas de cocina pensadas para negocios con la opción de colocar platos y bebidas son el plus para pasar buenos ratos y reuniones en familia, con socios o con amigos mientras se visita un lugar, pudiendo elegir y compartir los alimentos a placer, sin incomodidades ni lejanías.

En síntesis, estos muebles no solo sirven para almacenar, también para mostrar y ser muy funcionales a las visitas.