Aldeano

Blog de turismo

Autor: marcosaguinis

Viajes de buceo: una opción que sigue creciendo entre el público

Los viajes grupales de buceo, en general aquellos que son organizados por algún tipo de instituto o escuela de buceo en Argentina, son una opción que sigue creciendo entre el público. En parte, debido a que permite poner en práctica los conocimientos adquiridos dentro de un marco que se encarga prácticamente de todos los detalles relacionados al viaje, el alojamiento, las excursiones, y, desde ya,  las distintas actividades relacionadas con el buceo propiamente dicho.

Este tipo de viajes en grupo permiten, por otro lado, disfrutar del buceo en compañía de otras personas que comparten el mismo amor por esta actividad. En general, importa poco si la persona que viaja lo hace sola o acompañada, ya que estos viajes son ideales para conocer gente nueva e interesante, insistimos, dentro de un contexto en donde se privilegia al buceo sobre cualquier otra cosa.

En este contexto, los destinos son variados, pero en general el público aficionado a esta práctica eligen con mayor frecuencia los viajes de buceo en Galápagos como destino principal. Y no es para menos. Las Islas Galápagos son uno de los centros de buceo más importantes de todo el mundo, con paisajes subacuáticos realmente impactantes.

La ventaja más importante de los viajes de buceo consiste en todo está articulado para aprovechar al máximo el tiempo disponible y, de ese modo, disfrutar a pleno de esta práctica; por ejemplo, con inmersiones programadas y excursiones muy bien organizadas, de modo tal que el viajero no debe preocuparse de otra cosa que disfrutar de la experiencia. Desde luego que existen otros destinos igualmente atractivos para los viajes de submarinismo, además de las Islas Galápagos.

No obstante, éste parece ser un sitio paradigmático dentro del buceo, y con el valor agregado de costos comparativamente más bajos que el de otros centros de nivel internacional. Las escuelas de buceo son, tal vez, quienes mejor saben articular este tipo de viajes grupales. Adquirir un paquete de viaje a través de ellas es una buena alternativa, ya que además de experiencia pueden brindarle al cliente todo el equipamiento necesario, con lo cual los costos se reducen todavía más.

Es justo pensar que los viajes de buceo seguirán creciendo mientras crezca el número de personas que se interesa por realizar cursos de esta atractiva y, según dice, apasionante práctica. En nuestro país, sobre todo en las grandes ciudades, existen muy buenas escuelas y con una cifra bastante alta de estudiantes. No todas son capaces de organizar viajes en grupo, pero buena parte de ellas también se dedica a brindar este servicio, de modo tal que basta analizar las distintas opciones que nos ofrece el mercado para encontrar la más apropiada para nuestros gustos y presupuesto.

En resumen: el sector del turismo ha encontrado en el buceo una rama sumamente novedosa, que año tras año aumenta considerablemente sus niveles de popularidad. En definitiva, los viajes en grupo son una gran manera de disfrutar una experiencia de vida inigualable con otras personas que también comparten nuestra misma pasión por el buceo. Aquellos que se sientan identificados con esta última característica, sin dudas harán bien en informarse para las próximas vacaciones.

Consejos para realizarse un tratamiento estético en su visita a Buenos Aires

No son pocas las personas que organizan una visita a la ciudad de Buenos Aires con el motivo de realizarse algún tipo de tratamiento estético y de belleza. Si bien en muchas ciudades del interior existen establecimientos realmente buenos, también es justo decir que nuestra ciudad es líder en términos de centros de estética con lo último en métodos y tecnología.

El primer consejo tiene que ver con la organización de su viaje de acuerdo al tipo de tratamiento estético que usted tenga pensado realizarse. Algunos requieren apenas unas pocas horas; otros, en cambio, demandan varias sesiones. Infórmese correctamente de los tiempos que le sean indicados antes de efectuar la reserva de su hotel y pasajes. Esto le evitará tener que realizar modificaciones de último momento en su cronograma.

Siempre es importante pensar en este tipo de viajes con cierto margen. Los tratamientos estéticos pueden ser muy efectivos, pero algunos también requieren de un período de reposo posterior para obtener los mejores resultados. Por ejemplo, los tratamientos para la celulitis son cada vez más efectivos y rápidos, pero algunos demandan varias sesiones, como los tratamientos de plasma rico en plaquetas para celulitis.

En el caso de que su viaje tenga relación con este tipo de procedimientos, es recomendable que la organización incluya al menos veinticuatro horas libres desde la última sesión y el emprendimiento de su viaje de regreso. Esto le evitará la típica sensación de incomodidad durante el viaje, e incluso problemas mayores.

Pero quizás lo más importante en este sentido es informarse en detalle de cualquier tipo de inconveniente que pueda surgir si usted tiene pensado realizar un vuelo en su viaje de regreso. La mayoría de los tratamientos estéticos son, en esencia, inocuos, sin ningún impacto nocivo en la salud. No obstante, no estará de más preguntarle a su médico qué recomendaciones debe seguir antes de emprender el vuelo de vuelta a casa.

En los últimos años, y sobre todo con la incorporación de técnicas realmente novedosas en el ámbito de la salud y la estética, muchas personas llegan a Buenos Aires únicamente con motivo de efectuarse algún tipo de tratamiento. Este perfil de turista posee demandas particulares, y algunas de ellas aún no han sido exploradas exhaustivamente por el mercado. Lo cierto es que el turismo de nuestra ciudad está más que agradecido con esta nueva tendencia, la cual creemos que continuará en aumento en los próximos años.

En definitiva, nada hace pensar que los centros de estética vayan perdiendo público y prestigio en el corto plazo. Todo lo contrario, con la adquisición de nueva aparatología, nuevos tratamientos y mejores productos, lo más lógico es suponer que más y más personas del interior del país llegarán a la ciudad con la idea de lucir y sentirse mejor.

El sector del turismo recién comienza a abrir los ojos ante esta realidad, la cual seguramente se convertirá en uno de los ejes principales del turismo interno. En cualquier caso, la ciudad cuenta con todo lo necesario para que usted nos visite, realice los tratamientos estéticos que desee, y obtenga una amplia variedad en términos de estilo y precios de alojamiento durante prácticamente todo el año.

El sofá cama en la habitación, ¿habla mal del hotel?

A priori, si ingresamos a la habitación de un hotel y encontramos un sofá de dos cuerpos y moviéndolo un poco nos damos cuenta que se trata en verdad de un sofá cama, podríamos pensar que aquel es un alojamiento de baja calidad. Sin embargo aquella solución es cada vez más frecuente en hoteles, y responde en buena medida a las nuevas modalidades del turismo familiar. Decimos esto porque en tiempos de vacas flacas –y en ocasiones por preferencias de las familias- se eligen habitaciones que no tienen muchos metros cuadrados y que permiten a los huéspedes dormir todos juntos en un mismo sitio. No se alquila más de una habitación, se ahorra dinero y se comparte espacio.

Para los que administran hoteles, el uso del sofá cama no es trivial. ¿Sabías que la inclusión de este tipo de mueble permite que en ocasiones ellos cobren hasta el doble del precio por la renta de la habitación? Ocurre que muchos padres prefieren pagar más dinero por una habitación que tiene cuatro camas, que pagar la misma cantidad de dinero por dos habitaciones separadas. Eso sí: el sofá cama no puede ser de cualquier tipo.

Según nos dicen desde la fábrica de muebles de diseño ubicada en Buenos Aires, Muebla (mueblaonline.com), son muchas las mueblerías reputadas que eligen no comercializar sofá camas, pues los mismos no están precisamente asociados a la calidad. Sin embargo, si se explora el mercado con cierto detenimiento es posible encontrar propuestas de excelente calidad. ¿Qué debe tener un buen sofá cama? Y en este sentido, ¿cuáles son las características que este tipo de mobiliario sí o sí debe ofrecer cuando se coloca en la habitación de un hotel, justificando la suba en la tarifa de la renta?

Para comenzar, debe ofrecer un descanso igual o semejante al de una cama fija. Para ello hay que elegir los modelos que tienen un somier plano y colchón firme, de látex o material viscolástico. Por lo demás debe tener un sistema que sea de accionamiento sencillo: cuando esto no ocurre, simplemente hay que descartar al sofá cama. ¿Imaginas que cada noche los huéspedes pidan servicio a la habitación para poder desplegar la cama? Además, la cámara debe quedar hecha, con las sábanas prolijas, y el mueble debe tener un espacio para guardar la almohada. Por supuesto, es fundamental que la cama además sea robusta. Todos sabemos que los elementos que están en la habitación de un hotel tienen un uso de veras intensivo.

También es preciso tener en cuenta que el sofá cama en cuestión no puede ser del tipo de aquellos modelos que requieren quitar los almohadones al momento de desplegar la cama. Los mismos ocupan mucho espacio y generar incomodidad. En el mercado se consiguen modelos que utilizan la misma estructura.

A la pregunta que se plantea en el titular de este repaso, hay que dar la siguiente respuesta: el hecho de que haya un sofá cama en la habitación de un hotel no es sinónimo de mal servicio. Ahora bien, sí será un mal servicio si aquel mueble no cumple con las condiciones señaladas.